Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2014

Pez

Las huidas de mi alma en la madrugada. La que te visita Angustiada Húmeda  y cansada Se inclina a tus latidos Para invocarte, es,  Matar el pendenciero tiempo Que nos crece que nos muere, Pez  en las lejanías amansadas, amansadas profundidades en líneas  de carretera profundidades venas de tus brazos  cicatrices al viento de nuestros antiguos vacios, lo relacional,  El barco, el monstruo marino, tu vientre  hinchado de mi plancton las estrellas, los farallones.

Lo único  que quiero es cansarme en tu cuerpo y descansar en tus brazos





Arc en Ciel

Jekyll apareció con un libro, arrancó sus hojas la que Hyde había escrito. Era su retrato deformado, abstracto en estados alterados se mostraba su alma, si la tenía.
No está tan cansado como para dormir, se incorpora de vidas ancestrales y vocifera con tiza de sangre  sus incontenibles... Ella lo tocó con una mano después de haber llorado; quería a Jekyll, amaba a Hyde.